Tierras Baldías

Volver atrás
¿Por qué desde hace tantos años
las historias siempre acaban mal?
¿Por qué desde hace tantos años
el happy end es goma de mascar?
 
Y todo son tierras baldías, carnicerías
o necio pundonor.
Y todo son desesperanzas, miradas tibias
en el gris espejo del dolor.
 
No hace tanto tiempo
que los héroes conseguían triunfar.
No hace tanto tiempo
que los versos conseguían celebrar:
 
la búsqueda del Vellocino, la vuelta a casa,
el premio del Grial,
la rosa azul y la princesa, rescatada
siempre por el filo del amor.
 
Será que no necesitamos
el valor, el gozo y la amistad.
Será que ya no queda nadie
que recuerde cómo imaginar:
 
la búsqueda del Vellocino, la vuelta a casa,
el premio del Grial,
la rosa azul y la princesa, rescatada
siempre por el filo del amor.
 
 

Comentario de Bilillo:

Lo más interesante de esta canción es la colaboración generosa y amabilísima de Francis Díez, líder de Doctor Deseo y figura fundamental e inamovible de la escena Bilbaína.

Conversación entre Saul Santolaria, Bilillo, Edu Basterra y Francis Díez

De izquierda a derecha, Saul Santolaria, Bilillo, Edu Basterra y Francis Díez.

 La verdad es que nos lo pasamos muy bien ese día. Aprovechamos para rememorar tiempos jurásicos (Doctor Deseo empezó su andadura justo cuando Los Santos terminaban la suya, a mediados de los ochenta), nos alabamos mutuamente, como deben hacer los músicos cuando se encuentran, y sostuvimos una profunda discusión acerca de uno de los elementos fundamentales en la vida de un cantante:

¿Cómo calienta uno mejor la voz antes de grabar o salir al escenario?

Bilillo-113Francis aseguraba que no hay como una copa de coñac castizo, Edu se decantaba por el ron seco y puro, yo confesé que mi adicción a la cerveza Voll-Damn (a temperatura ambiente) no me permitía otra opción. Saul tenía muchas teorías al respecto y nos las comunicó con todo lujo de detalles, digresiones y gran aparato expresivo.

Reconfortados por la sutil elevación del espíritu resultante del debate filosófico arriba apuntado, Francis y yo acometimos la tarea de cantar una de las canciones más originales del disco. Musicalmente es una de las canciones más atípicas de Bilillo y, respecto a la letra, estoy orgulloso de haber colocado las palabras Vellocino y Grial dentro de un contexto adecuado.

 

Créditos:

Bilillo: voz
Francis Díez: voz
Aritza Castro: batería
Edu Basterra: bajo, guitarra eléctrica y teclados
Juan López Peláez: guitarra acústica
José López Iturriaga: guitarra acústica
Saúl Santolaria: teclado Honner
Volver atrás